Ciclo Científico 2022

Psicoanálisis: produciendo en el intercambio 

“Yo apenas soy un iniciador. Conseguí desenterrar monumentos enterrados en los sustratos de la mente. Pero allí donde yo descubrí algunos templos, otros podrán descubrir continentes” (Freud, 1926)

Freud construye el psicoanálisis a partir de la interpelación que produce en la medicina de fines del siglo XIX el sufrimiento neurótico, que presenta una clínica generadora de controversias en cuanto a su etiología. El avance de procesos terapéuticos como la hipnosis, con resultados sorprendentes sobre los síntomas, ponían en cuestión las causas orgánicas o degenerativas, invocando nuevas teorizaciones sobre sus fundamentos. Esta interpelación es producto de una época.

La ciencia, y sus desarrollos, no son ajenos a los determinantes culturales propios de cada época. Freud dio su respuesta epistémica con la creación del psicoanálisis como método terapéutico. Años más tarde dirá que el psicoanálisis  es más que eso, pero no sin eso: método psicoterapéutico, método de investigación del psiquismo y teoría creada a partir de esa investigación, configuran un tejido en el intercambio fluido entre  los observables de la clínica y la teoría entramados en la cultura.

En el inicio del texto “El proyecto de una psicología”, de 1895, podemos encontrar la intención del neurólogo Freud de crear una “psicología de ciencia natural”[1], con el marco conceptual positivista epocal coloreando su propuesta de formalización clínica: un aparato psíquico con neuronas como partículas materiales y fuerzas en pugna pensadas como cantidades sometidas a la Leyes generales del movimiento. El florecimiento de la física, en red con los avances de la fisiología, la química y la medicina, fueron aportando nuevos modelos de funcionamiento psíquico, lo cual lleva a ampliar la idea de la génesis de lo patológico hasta ese entonces centrado en la herencia y la causa degenerativa.

En esta línea se describe en 1900, en el libro de los sueños, un nuevo modelo de aparato psíquico metaforizado por la lógica representacional de la física del telescopio. El neurótico sufre de reminiscencias, ¿dónde se alojan las reminiscencias? Al igual que en el telescopio, aquella imagen magnificada de la muestra sobre el vidrio queda presentada en un espacio virtual. Así nos invita Freud con este ejemplo tomado de la física, a pensar el terreno fértil para el análisis de la transferencia: espacio virtual que no podría constituirse sin la materialidad de la persona del analista y el libreto de las fantasías. Una concepción dinámica, tópica y económica comienza a dirigir la comprensión de los hechos de la psicopatología, como consecuencia de relaciones entre elementos estables, dentro y fuera del aparato psíquico, llevando a que el relato clínico, al quedar enhebrado por una historia personal y social, se escriba como textos novelados para comprender el fenómeno psíquico.

Si bien Freud se pronunció desde su propia disciplina, reconoció en los artistas poderosos aliados, por el conocimiento que proveen sobre el mundo y el hombre. En su investigación de las leyes del funcionamiento psíquico, se dejó afectar por las artes en general, la filosofía y la religión.

Así el psicoanálisis iba creándose en un intercambio abierto y fructífero con otras disciplinas, los modelos que ellas proponían y los más variados saberes de lo humano.

Sabemos que para hablar de un intercambio posible, es indispensable hablar de renuncia. ¿Por qué consideramos que esta lógica es imprescindible?

Es necesario renunciar al ideal de completud, donde la diferencia puede ser interpretada como un peligro. ¿Cómo pensamos desde las diversas corrientes psicoanalíticas la inscripción de la diferencia en el psiquismo?

El intercambio supone la interlocución con lo alter, alteridad que atraviesa la teoría psicoanalítica. Entender que el psicoanálisis es social desde su raíz implica entender que nos constituimos a partir del otro, primer objeto de satisfacción, pero también primer objeto hostil y único poder auxiliador.

Desde la metapsicología y en la variedad de lecturas freudianas que nos habitan damos “formas teóricas” a esa alteridad, punto de determinación y sujeción, pero a la vez punto de borde a lo establecido y punto de libertad.

Sobre el prójimo, en esos primerísimos intercambios, aprende el ser humano a discernir. El otro se compone por un lado como aquel a quien comprendo y me comprende, y por otra parte como un otro radical, incomprensible, incognoscible, fuente de enigmas y preguntas que estimulan y ponen en marcha el pensar.

La renuncia pulsional abre paso a la vigencia de la ley, ley que ordena y, a su vez, posibilita el campo de lo fraterno y la diversidad.

Pasar de la rivalidad a la fraternidad es pasar del poder que incita a la lucha por mantener la ilusión de prestigio de cada disciplina, al poder del contrato fraterno, donde la autoridad está sostenida por el trabajo que recompensa las renuncias narcisistas, por el regocijo ante la producción en el intercambio interdisciplinario.

Es desde la clínica y con la clínica que nos proponemos continuar dialogando con la alteridad. La interdisciplina, que cimentó los orígenes del psicoanálisis, sigue desafiando tanto concepciones teóricas como narcisismos personales y disciplinares. El sufrimiento humano como objeto de estudio común nos reúne y nos incomoda, nos invita a producir con otros, a tornar fértiles las diferencias.

Este ciclo invita a trabajar y profundizar en el intercambio con el otro y con los otros, apuntando al enriquecimiento que la diferencia nos aporta, como espacio fecundo de pensamiento y creación.

El Ciclo Científico 2022 se propone abordar al Psicoanálisis como una disciplina viva, producto del intercambio con múltiples construcciones teórico-clínicas, prácticas diversas y los nuevos contextos sociales y culturales. Intercambio que lo interpela poniendo en tensión sus fundamentos, pero también lo nutre y transforma al tiempo que va haciendo sus aportes allí donde se desarrolla.

[1] Freud, S.: Proyecto de psicología” (1950 / 1895) Tomo I, p. 339

¿Por qué la guerra?

Miércoles 8 de junio de 2022 – 11 a 13 hs. (hora de Argentina)  ONLINE Actividad no arancelada / Sin inscripción previa La podés ver en diferido en nuestro Canal de Youtube CICLO CIENTIFICO Psicoanálisis: produciendo en el intercambio  Mesa: ¿Por qué la guerra? “Hablar de ternura en estos tiempos de ferocidades, no es ninguna […]

¿Por qué la guerra?

Experiencias con la alteridad

Miércoles 11 de mayo de 2022 – 11 a 13 hs. (hora de Argentina)  ONLINE Actividad no arancelada / Sin inscripción previa La podés ver en diferido en nuestro Canal de Youtube CICLO CIENTIFICO Psicoanálisis: produciendo en el intercambio  Mesa: Experiencias con la alteridad “Solo seremos nosotros mismos si somos capaces de ser otro” Octavio […]

Experiencias con la alteridad

El intercambio en los fundamentos del psicoanálisis

Miércoles 13 de abril de 2022 – 11 a 13 hs. (hora de Argentina)  ONLINE Actividad no arancelada / Sin inscripción previa La podés ver en diferido en nuestro Canal de Youtube CICLO CIENTIFICO Psicoanálisis: produciendo en el intercambio  Mesa: El intercambio en los fundamentos del psicoanálisis “Hay más cosas en el cielo y en […]

El intercambio en los fundamentos del psicoanálisis